Experiencia Juan María Marcos Marcos

Juan María Marcos: “Hasta ahora trabajé para vivir, ahora trabajaré para disfrutar”

Por normal general, en las experiencias de la EICJ contamos la historia de cómo nuestro formación ha cambiado la vida, en alguna manera, de los alumnos que han pasado por la escuela. En esta ocasión, hemos tenido la suerte de cruzarnos en nuestro camino con Juan María. Cuando hablamos de suerte, nos referimos a que la historia de Juan María se está escribiendo en este mismo instante. Cerrajero de profesión, tras 42 años, una concatenación de ‘señales’ hacen que este cortador de jamón por afición, esté dando sus primeros pasos al campo profesional.

experiencias-jamoneras-eduardo-gomez-perez-eicj

EICJ - Juan María, ¿es cierto que tu recorrido en el mundo del pernil está lleno de casualidades?

Pues sí, todo empezó al cruzarme con un cartel de corte de jamón a domicilio, en ese mismo instante vi que podía ser una oportunidad, tanto, que aunque económicamente voy algo justo, a las dos semanas estaba en Barcelona formándome en la EICJ. Mi hermano tiene un negocio de hostelería en Mallorca, ‘La paneca’, así que al terminar mi formación fui a enseñarle lo que había aprendido. Allí estaba con mi delantal de la EICJ cortando mi primer jamón. La gente se sorprendía, puesto que le regalábamos una tapa de jamón recién cortado, algo que nos hizo vender mucho más. Han pasado de la máquina de cortar fiambre al corte a cuchillo y a día de hoy venden bastante, la gente lo valora mucho.

Días más tarde, comiendo en un restaurante conocido, hablé con el dueño y le comenté que había hecho el Curso de Cortador Profesional y me gustaría contactar con gente de ese mundo. Me puso en contacto con un socio de la Associació Catalana de Talladors de Pernil (ACTP). Esta asociación colabora con restaurantes y eventos, de hecho, el pasado 31 de julio me invitaron a participar en un ‘corte benéfico’. Se trataba de recaudar fondos para el tratamiento de Gerard, un niño de seis años afectado por un tumor óseo. El evento fue todo un éxito.

EICJ - Hiciste los cursos de Corte Profesional, Eventos y Cuchillería, ¿con qué te quedas de cada uno?

Referente a la formación, me impresionó el montaje del curso de Cortador Profesional, la información, práctica y teórica, conocer a alumnos de distintos países y profesiones, el profesor, etc. Un curso fascinante, pero sobre todo necesario.

El mundo de los eventos era desconocido para mí. Cuando hice el curso me resultó muy atractivo e interesante, puesto que poco tenía que ver con aquello que ya conocía del mundo del pernil.

Respecto al de afilado creía saberlo todo, puesto que gracias a mi oficio he estado vinculado toda la vida con los metales. Creía saber afilar mis cuchillos, hoy sé que los estropeaba. Sin duda es el que más me ha sorprendido, por lo que digo, pensaba conocerlo, pero nada que ver con la realidad. Un cortador debe saber afilar sus cuchillos, y aquí se aprende.

EICJ - ¿Es cierto que después de pasar por la EICJ has recibido ofertas de trabajo aún no dedicándote profesionalmente al corte de jamón?

Voy corriendo la voz a los restaurantes y conocidos, hay otro restaurante que me ha ofrecido hacer algún evento o cortarle el jamón y envasarlo en su local.

EICJ - En tu ciudad no hay cultura del pernil, ¿consideras esto una ventaja o un inconveniente?

Es cierto que aquí está poco trabajado y falta mucho por hacer, pero ahí está la gracia. Para mí es una ventaja, me gusta hacer cosas nuevas y diferentes, en mi etapa de hostelería cada fin de semana hacía alguna fiesta o evento.

Nada más Juan María, desearte toda la suerte del mundo en tu salto al campo profesional. Nos gusta pensar que la EICJ ha contribuido a alimentar esa pasión y esa ilusión por emprender.

Gracias a vosotros. Hasta ahora he trabajado para vivir, ahora voy a trabajar para disfrutar.

Juan María Marcos Marcos


Escuela Internacional de Cortadores de Jamón

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Calle Sierra Morena s/n, 23620, Jaén

T + (34) 953 96 14 14

M + (34) 635 627 290

info@escueladeljamon.com