Experiencia Gema Antona-Díaz

Gema Antona-Díaz: “En centroeuropa los cortadores tenemos mucho éxito".

Gema es una pacense que estudió turismo en Granada. Allí trabajó durante años para una compañía de Información Comercial y Crediticia, que nada tenía que ver con el turismo. En 2004 se traslada a Madrid para incorporarse a la delegación comercial de esta compañía y es allí donde conoce al que hoy es su marido. En el 2009 se trasladaron a Suiza y más tarde a Austria y Alemania, donde actualmente reside.

Imageno Gema Antona-Díaz

EICJ - Ahora ya sabemos qué hace una badajocense como tú, en una ciudad como Düsseldorf, pero claro, ahora hay algo que nos intriga aún más, ¿cómo diste el salto de un mundo que no tenía nada que ver al mundo de los cortadores de jamón?

G.A.- Viviendo y visitando estos países me di cuenta de la importancia que se le da al producto artesanal, a la materia prima de primera calidad y también lo mucho que se conoce y valora España fuera de sus fronteras. Así que, aprovechando que mi familia tiene dehesas en Badajoz y criaba cerdo ibérico puro nos decidimos a terminar nosotros mismos el ciclo de producción y venta y ahora me dedico a vender mi propio Bellota 100% Ibérico dentro y fuera de España.

EICJ - Nos hablas de la importancia del producto artesanal y de la materia prima de primera calidad. ¿Qué importancia tienen allí los cortadores?

G.A.- En Alemania la figura del cortador es prácticamente desconocida. Aquellos que alguna vez han visto alguno, seguramente lo hayan hecho durante sus vacaciones en España, y lo recordarán toda su vida por lo espectacular que es este tipo de corte.

En Alemania toda la charcutería que se vende (30 kilos anuales por persona) se corta a máquina. Por eso, bajo mi punto de vista, en centroeuropa tanto los productores de jamón como los cortadores tenemos un mercado muy amplio aún por explotar.

EICJ - ¿Cuáles son vuestros principales clientes? A pesar de no tener una costumbre ‘jamonera’ como la nuestra, ¿son capaces de apreciar un buen corte?

Nuestros clientes son principalmente tiendas gourmet y restaurantes de alta gama donde no saben cortar un pernil a mano.

EICJ - Desconocemos si ya habías trabajado antes como cortadora, no obstante, ¿qué cambio en tu forma de cortar antes y después del curso?

G.A.- El curso ha cambiado por completo mi forma de cortar y hasta de entender el jamón. Antes de esta experiencia había cortado muy pocas veces (y con escaso éxito), por lo que fue muy importante aprender de Jesús la técnica de corte. Igualmente importante fue conocer cómo se aprovecha cada parte de la pata, saber ponernos en el lugar del cliente para poder satisfacer sus expectativas y necesidades y por supuesto, todo lo que conlleva la preparación de un evento y el afilado y mantenimiento de cuchillos.

Es un curso verdaderamente profesional y para mí ha sido una experiencia inolvidable.

Gema Antona-Díaz


Escuela Internacional de Cortadores de Jamón

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Calle Sierra Morena s/n, 23620, Jaén

T + (34) 953 96 14 14

M + (34) 635 627 290

info@escueladeljamon.com